Panel Image Left
Panel Image Right

Lente de contacto

Contact Lens Fitting - Laser Eye CenterJusto como las gafas (anteojos), el propósito principal de las lentes de contacto es para corregir los problemas comunes de la visión. La miopía (visión corta), hipermetropía (visión de lejos), astigmatismo (visión borrosa causada por los cambios en la forma del ojo) y la presbicia (problemas visuales que resultan del envejecimiento lentes rígidas) son algunas de las condiciones que requieren el uso de dispositivos de ayuda visual. Para muchos, los contactos son una alternativa preferible a las gafas (anteojos), lo que permite más libertad que las gafas (anteojos) pueden proporcionar. Sin embargo, las personas con queratocóno (degeneración de la estructura de la córnea) son incapaces de usar los típicos lentes de contacto debido a la forma irregular del ojo. Esta asimetría es causada por un adelgacimiento de la córnea que obliga al ojo a abultarse hacia adelante y cause visión borrosa. Para la mayoría de los pacientes que viven con queratocóno, los lentes de contacto rígidos de gas permeable (RGPs) son la mejor solución.

Contact Lens Fitting - Laser Eye CenterEl proceso de ajuste de lentes de contacto rígidos de gas permeable es bastante sencillo y un proceso de dos partes. En primer lugar el paciente programará una consulta para asegurarse de que los contactos hechos a la medida sean la mejor manera de proceder. Si el médico y el paciente están de acuerdo que el paciente será programado para la conexión actual. Durante el montaje, el médico primero mide la superficie ocular, la superficie del ojo. La medida tomada refleja la calidad de la superficie ocular, la tela lacrimosa, la curvatura de la córnea, la estructura del ojo y los datos refractivos necesarios para ajustar los lentes correctamente. Cuando todo esté completo, el médico le prescribirá las prescripciones de lentes apropiados y necesarios y programará las visitas de seguimiento necesarias.

Con los lentes duros, como los lentes rígidos de gas permeable, hay un periódo de ajuste más largo que con lentes de contacto blandos. Los pacientes deben de esperar de 2 a 4 semanas para que el ojo se adapte y se acostumbre. Sin embargo, una vez que el ojo se acostrumbre al nuevo lente no debería de haber ningún problema. Algunos lentes RGPs incluso se pueden usar durante la noche y el usuario puede esperar una semana sin cambiarlos.